Importante considerar:
?Que necesidades estás queriendo cubrir en ti, con los atributos que esperas encontrar en otros: Si buscas a alguien que te quiera, te cuide, te reconozca, te mime, esté pendiente de ti todo el tiempo y en general “te, te, te”, estás construyendo un personaje en tu cabeza desde la escasez, por lo tanto, tus expectativas estarán idealizadas.
?Si no son necesidades, está perfecto, querrás construirlas en base a tus aspiraciones, esperas un “igual”, lo que es absolutamente inteligente, no puedes nivelar hacia abajo si trabajaste duro en ti misma, pero procura no estar sobredimensionando al personaje, ya que la perfección no existe, busca el equilibrio.
?¿Cómo es tu autoconcepto? Muchas veces no lo tenemos claro, o es tan negativo que buscamos a una persona que nos esté reforzando constantemente nuestra validez. En ese caso, la expectativa será hacia un ser que solo viva para y por nosotras, lo que claramente, no es posible, y si pasa, es porque esa validación y reconocimiento constante, también vendría de una desvalorización de ese otro hacia sí mismo, es decir, sería el resultado de una relación de dos carentes, uno que quiere ser reconocido y otro que quiere reconocer, para no sentirse abandonado.
?¿Cómo trabajas en ti?, ¿Cuánto te esfuerzas en construir tu propia versión 2.0?, ¿Cómo ha sido tu evolución , desarrollo y trascendencia?: Si no te preocupas de edificar nada en esas materias, no puedes esperar una persona similar, porque es altamente probable que en tu vida te encuentres con personas que vibren en tu misma frecuencia y con altísimas probabilidades, recibirás el mismo amor que te vas dando cada día, así que no esperes milagros si aún te sigues maltratando.
Considera esto con mucha responsabilidad, para que puedas conocer a alguien libre de tus vacíos traicioneros, y que no te hagan verlo como un ser perfecto, solo porque tienes ganas de que así sea.

Amiga querida, la ilusión puede ser el espejo de tus heridas emocionales.
Observarlas y ser consciente de ellas te permitirá conocer a otro, sin proyectar ni idealizar, lo que te va a ayudar, también, a no tirarle perlas a los cerdos.

Comentarios